Sobre complejos y obsesiones en la asociación de oficiales

Con cierta desazón y ¿porqué no decirlo? hasta pereza, procedemos a contestar nuevamente a la Unión de Oficiales de la Guardia Civil, después de que una vez más, se acuse a esta Plataforma ciudadana de mentir y de hostigar a uno de sus asociados, personalizándolo en el ahora Teniente destinado en el Puesto de Ubrique. En esta ocasión hemos dejado transcurrir algo más de dos horas en atención a los señores Oficiales que parece ser que hasta les molestó la premura con la que se emitió la primera. También se les nota cierta obsesión por AUGC. Confiamos en que no sea necesario

A fin de lograr la mayor precisión y transparencia en aras de que cualquier lector pueda entender nuestra postura ante lo que nos parece un intento vano y absurdo de desviar la atención sobre los verdaderos objetivos que tiene esta agrupación ciudadana, pasamos a exponer los hechos que han propiciado que hayamos llegado a este punto.

PRIMERO: En diciembre de 2014 AUGC publica una nota de prensa en la que se exponía la situación de grave conflicto laboral en los acuartelamientos de Arcos de la Frontera y Ubrique. El entonces Alférez de Ubrique, interpuso demanda de rectificación contra AUGC por considerar que se había atentado contra su honor. El 5 de mayo se celebró juicio en Ubrique y la titular del Juzgado consideró que no procedía tal rectificación condenando en costas al Alférez. Seguidamente, el Alférez elevó parte disciplinario contra los tres guardias civiles que habían acudido al Juicio como testigos de AUGC, por haber cometido la falta disciplinaria de “La grave desconsideración con los superiores en el ejercicio de sus funciones o con ocasión de ellas o vistiendo de uniforme”. También por “Violación del secreto profesional”, si bien, en el transcurso posterior del expediente, ésta imputación desapareció de la instrucción. En el expediente se utiliza la transcripción de las manifestaciones del Juicio como pruebas de cargo contra los imputados

SEGUNDO: Por su parte, un Sargento destinado en Arcos de la Frontera y que también se había visto reflejado en la nota de prensa, presentó demanda de rectificación contra AUGC en un Juzgado del Puerto de Santa María. La demanda, calcada de la anterior, incluía en esta ocasión como testigos a otros mandos de la citada Unidad. Este Juicio se resolvió a favor del Sargento, expresando el Juez en la sentencia que los hechos que se narraban en la nota de prensa eran inexactos porque tanto Brigada como Comandante de Puesto así lo habían manifestado. Insólita y nada salomónica sentencia que ignoró, como no, la versión de otros dos testigos, guardias civiles, que a la postre pagarían tal imprudencia. La sentencia está recurrida por AUGC en espera de resolución por parte del órgano superior. Siguiendo el mismo guión que el Alférez, el Sargento inició parte disciplinario contra los dos agentes que habían acudido al Juicio como testigos de AUGC acusándolos de cometer las faltas graves de “La grave desconsideración con los superiores en el ejercicio de sus funciones o con ocasión de ellas o vistiendo de uniforme” y también “La falta de subordinación”. En la instrucción del expediente, al igual que en el caso anterior, sólo se mantuvo la primera de las imputaciones. Cómo no, en el expediente se utiliza la transcripción de las manifestaciones del Juicio como pruebas de cargo contra los imputados

Y TERCERO: La Dirección General de la Guardia Civil resuelve ambos expedientes el 14 de junio de 2016 con la sanción de Pérdida de Destino para cuatro de los cinco guardias civiles imputados en un principio.

Éstos son los hechos. Resumimos: Cuatro guardias civiles que habían acudido a dos juicios como testigos -y no como acusados– declaran en contra de dos mandos, exponiendo en sede judicial una serie de situaciones y vivencias que experimentan en sus propias carnes en su relación diaria con dichos mandos. Dichas experiencias personales habían servido previamente ¿como no? para documentar la nota de prensa que después redactara AUGC. Pero ese hecho no implica ni que redactaran la nota de prensa cuya responsabilidad es exclusivamente de AUGC ni que AUGC quisiera acusar a dichos guardias civiles de ser los autores de nada, algo absurdo en derecho puesto que quien publica y difunde, es el único responsable del contenido que se firma.

Por tanto, creemos que UO quiere hacer hincapié en ese hecho para demostrar que los guardias civiles son los autores del artículo, calumniando o injuriando así a dos mandos de la Guardia Civil, y justificando que son merecedores de una sanción tan cruel como la expulsión y posterior éxodo de ellos y sus familias a algún lugar aun por determinar. Pero ¿porqué no hubo querella o denuncia por delito contra el honor? Si son los autores del artículo ¿por qué no fueron acusados penalmente de ello? Quizás porque nunca hubiera prosperado, máxime si la demanda de rectificación que su asociado intentó en un primer momento fue desestimada por la Juez.

Es mucho más sencillo, y barato, utilizar el régimen disciplinario para lograr los objetivos que se persiguen, y en este caso, es más que evidente que el amor propio de su afiliado nunca pudo superar no haber obtenido aquel éxito judicial. Pero para eso está la Guardia Civil, para subsanar los errores judiciales y aplicar el rodillo corrector a aquel al que un mando considere culpable de manera previa a cualquier otra consideración jurídica. Pero…¿Y sí los recursos prosperan y en una futura resolución se resuelve a favor de los agentes? ¿Se darían por ciertos todos los hechos que se denunciaron en la nota de prensa? Pues miren ustedes, señores de UO, nunca recurriríamos al “tú más” al cual nos están ustedes sometiendo. Si se ganasen los recursos esta Plataforma habría conseguido la mitad de sus objetivos. La otra mitad se lograría si quien tiene potestad para hacerlo dejase en suspenso la sanción -es decir, no destinando forzosamente a nadie- hasta que se agote el último recurso. No estamos aquí para hostigar a nadie, ya que consideramos que los únicos hostigados hasta el momento son quienes están atravesando este calvario.

¿Acaso les parece demasiado pedir? ¿Les parece una solicitud injusta o desproporcionada? ¿Nos considera responsable de algún comunicado o mensaje que inste al linchamiento público del Teniente de Ubrique? ¿Por qué no lo denuncian? ¿Por qué nos acusan de campaña de acoso basado en la calumnia?

Oigan, acudan al Juzgado.

No publiquen ustedes que desde NO+SILENCIO se cometen delitos si después no denuncian nada porque pudiera ser que sea el responsable de ese foro el que esté cometiéndolos.

Y por favor… Dejen de faltar al respeto. No es porque nos vaya a hacer cambiar de opinión, o nos vayan a amedrentar con ello. Es tan solo un consejo que nos permitimos darles para ayudar a que su mensaje llegue más lejos. Por ahora, lo único que están consiguiendo es demostrar a la población en general lo que los guardias civiles y sus familias ya sabemos: que la arrogancia y la prepotencia de los oficiales de la guardia civil son como queda demostrado, una fuente continua de conflictos internos.

 

 

agosto 12th, 2016

  • Es comprensible que los oficiales y su asociacion esten poniendose nerviosos. Nunca sus abusos de autoridad les habia estallado en las manos como hasta ahora. Tampoco habia politicos progresistas como ahora ke atienden a las exigencias de los ciudadanos, osea ke hasta ahora habian campado a sus anchas como caciques o cortijeros. Pero deben darse cuenta de que a algunos les ponen mas estrellas pero no mas luces.

  • El único problema que aquí existe es la capacidad limitada que tiene AUGC para focalizar en lo importante. Porque en vez de atacar en prensa no recurrimos en los tribunales y a la vez luchamos para que cuando esos mandos hayan hecho mal uso de la ley, dicho por el juez, se les haga pagar(todo ello en vez de largarse del consejo cada dos por tres). Montáis unas películas absurdas que no van a ningún sitio y me da a mi que tanto a los asociados de un lado como los de otro se la pela. Si la ley por la que les hacer perder el destino a esos señores esta mal, cambiadla!!!

  • Parece mentira que señores oficiales no crean a los que dicen la verdad por defender al que miente, creemos que lo teneis bastante claro, pero no queréis perderel poderío si paralizais estos destierros,no preocuparse que al final las acabarán en su sitio y quedareis como cagancho por intentar defender a su asociado el que os miente de forma pura y dura.Todo ésto cambiará y ustedes estais poniendo las primeras piedras.

  • Hartazgo de ver como las asociaciones, TODAS, se enfrenten entre sí y sobre todo, ver como lo hacen a través de redes públicas donde a la vista de los ciudadanos, parece que esto es el “ejército de pancho villa”.
    Hartazgo de ver como unos y otros, tensan la cuerda a donde mejor les convenga. Unos por no perder su “poderio” y otros por defender derechos en la mayoría de las ocasiones, y en otras, miniedades.
    Hartazgo de ver como ciertos oficiales se creen los dueños del cortijo, y ver como su asociación, así todo, continúan defendiendo ciertos “errores” por el simple hecho de ser su asociado. Oiga !! No, los garbanzos negros los quiero fuera de mi honroso CUERPO. Oficiales, suboficiales, cabos y guardias. Todos, sin excepción. Lo que no puede es haber corporativismo según de que escala se trate.
    Y sí, soy socio de UO, pero no por ello comulgo con ruedas de molino por el simple hecho de llevar estrellas en mis hombreras. Un oficial debe ser ejemplo para sus subordinados pero sobre todo, ser JUSTO con sus vidas, porque al fin y al cabo, las tenemos en nuestras manos cuando ejercemos como sus mandos.

  • Hombre, me agrada ver que dentro de UO hay verdaderos profesionales onestos y siceros. Mi mas sincero agradecimiento por expresar lo coerente de este asunto,ojala hubiese mas oficiales y suboficiales como usted. Algunos creen ke el respeto viene con los galones o las estrellas y eso hay que ganarselo.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *